martes, 8 de mayo de 2012

Enfermedades de dendrobates

Los aficionados en muchas ocasiones nos enfrentamos a las enfermedades de nuestros anfibios sin tener mucha idea de qué está pasando, de cuales pueden ser las causas por las que sobrevienen las enfermedades y sobre todo cómo tratarlas.

Dentro del complejo mundo del tratamiento de las enfermedades, se hace realmente difícil cuando las especies que mantenemos no son muy comunes o no se han estudiado tan a fondo como se requiere en algunos casos. En el mundo de las Dendrobates, esta situación alcanza su punto más alto. Además de ser anfibios muy delicados, se sabe muy poco de ellos y alcanzan precios bastante elevados. En muchas ocasiones la falta de conocimiento en general sobre enfermedades que afectan a los anfibios agrava aún más el problema y cuando una de éstas pequeñas joyas de la naturaleza enferma por algún motivo, nos vemos abocados al fracaso.

Con este artículo hago una introducción a las enfermedades más comunes que podemos encontrar y sus posibles tratamientos, para que puedan serviros de ayuda.
 


RECONOCIMIENTO DE LA ENFERMEDAD.

¿Cómo sabemos que una de nuestras Dendrobates está enferma? ¿Cómo podemos distinguir entre los individuos sanos y los enfermos? Es la primera pregunta que debemos contestar. Para poder conocer el estado sanitario de un animal debemos saber cuál es su comportamiento cuando se encuentra en las condiciones ambientales adecuadas. Hay que conocer los síntomas que pueden llegar a presentar nuestros anfibios cuando enferman.

Los síntomas más aparentes son los que modifican el comportamiento natural de la especie. Una rana enferma se mostrará apática, se esconderá más de lo normal, no interactuará con el resto de individuos ni con el ambiente que le hemos creado. Tampoco se alimentará o lo hará cada vez en menor proporción. En otras ocasiones una rana aparentemente parecerá hinchada, pero habremos observado que no se alimenta.
Otros síntomas que hay que vigilar especialmente es si la rana se rasca muy a menudo, si se pasa gran parte del tiempo en el agua o en algún determinado lugar del terrario , si tiene heridas o úlceras en la piel y debemos fijarnos en que las heces no sean ni blancas, ni rojizas ni demasiado liquidas.

Por lo tanto, cada vez que alimentemos a nuestras Dendrobates debemos fijarnos muy bien en la cantidad de comida que consumen normalmente así como las interacciones que tienen con el resto de habitantes del terrario, para luego poder detectar posibles diferencias que nos indiquen un estado patológico.
Es de gran importancia estar pendientes a diario de lo que ocurre en el pequeño mundo del terrario tropical húmedo para actuar con rapidez en la medida que sea necesario. Siempre debemos controlar que la temperatura, humedad, ventilación y demás parámetros ambientales sean los adecuados y no confiar de los aparatos eléctricos, porque a veces fallan y las consecuencias pueden no apreciarse de inmediato pudiendo llegar a ser fatales.




CLASIFICACIÓN DE LAS ENFERMEDADES

Clasificaremos las enfermedades según la causa que las provoca ya sean de origen infeccioso (bacteriano, parasitario, etc...) , ambiental (temperatura inadecuada, estrés, etc..) o de origen embriológico.



ENFERMEDADES DE ORIGEN INFECCIOSO


1/ Enfermedades de Etiología Bacteriana

a/ Síndrome de la pata roja (Red leg symdrom):

El "red leg" es una infección provocada por bacterias del género Aeromonas, Pseudomonas, Citrobacter, Proteus y Salmonella que se encuentran en el medio acuático, la vegetación y los suelos húmedos. Produce oscurecimiento y congestión de la piel produciendo úlceras de color rojizo en la zona ventral y en las patas del animal. También se puede observar edema y signos neurológicos. Las ranas dejan de alimentarse y pueden vomitar sangre.

El tratamiento se realiza mediante un baño con antibiótico Gentamicina con una dilución de 1 g por litro de agua. Se pueden dar dos baños por día.


b/ Infecciones cutáneas:

A partir de heridas o roces con los elementos decorativos del terrario, vegetación o peleas por el territorio. Las infecciones se producen por diversos agentes patógenos, entre los cuales las bacterias presentes en el medio son las más comunes, como Salmonella o Pseudomonas.

Se recomiendan los baños con Gentamicina o también se pueden hacer baños con una infusión de manzanilla en una dilución de 15 mg/100 ml de agua, a una temperatura adecuada para el animal. Es imprescindible tratar las heridas en cuanto se observan para evitar infecciones persistentes e incluso septicemias de mayor gravedad.
En algunas ocasiones se han logrado curar problemas de infecciones de piel utilizando colirios oftalmológicos con Gentamicina de fácil aplicación sobre las heridas de la piel, lo que evita el estrés que provocamos al animal con nuestras manipulaciones. Siempre cuidando de no sobrepasar la concentración recomendada de 1 g/ litro.



2/ Enfermedades de Etiología Fúngica


Los hongos patógenos son otro de los agentes infecciosos que afectan a las Dendrobates. La piel de un anfibio tiene escasa protección, sobretodo cuando su sistema inmune está en compromiso (estrés, parámetros inadecuados del terrario, aporte de vitaminas insuficiente, etc...). Además, el elevado grado de humedad, la temperatura que necesitan las especies tropicales y el acúmulo de materia orgánica en el terrario hacen de este lugar un ambiente idóneo para el crecimiento fúngico sea patógeno o no.

Las micosis, producen alteraciones graves en el tegumento. Son producidas por hongos de los géneros Saprolegnia, Phialophora y otros. Aparecen manchas y úlceras que pueden poner en peligro las características de la piel y acaban por producir la muerte del animal. Se recomienda separar en un terrario aparte al individuo afectado ya que los hongos se contagian con gran facilidad por contacto. El tratamiento utiliza Mycopur de SERA, en un baño al día durante 10 minutos. La dosis son 2 gotas de producto diluídas en 20 cl de agua. Además, se debe realizar una limpieza y desinfección del terrario para prevenir la aparición de más casos.

Actualmente, y estrechamente relacionado con el mundo de las Dendrobates, la plaga más importante a nivel mundial que está diezmando las poblaciones de anfibios de todos los continentes, es precisamente un hongo, el Batrachochytrium dendrobatidis.
Descrito en 1999, este hongo de supuesto origen Africano, causa la Quitridiomicosis (Chytridiomycosis), una micosis especialmente contagiosa y letal, cuya distribución a nivel mundial se ha facilitado por el movimiento internacional de anfibios sobretodo de las especies Xenopus lavéis y X. tropicalis.
Esta micosis produce hiperplasia de la epidermis e hiperqueratosis del estrato córneo de la piel en las zonas infectadas.

Las lesiones en la piel provocan a los anfibios la necesidad de permanecer en el agua todo el tiempo y se muestran apáticas. La piel tiene una apariencia deshidratada. A medida que avanza la enfermedad, se produce pérdida de apetito y disminución progresiva del peso. Además aparecen signos neurológicos como parálisis que indican que están ya en un estado terminal.
Realmente es una enfermedad de gran impacto ambiental y que debemos tener muy en cuenta cuando mantenemos cualquier especie de anfibio. Si detectamos cualquier alteración de este tipo que nos haga sospechar que estamos ante un caso de Quitridiomicosis, debemos comunicarlo cuanto antes con
especialistas en la materia y realizar los análisis oportunos para descartar equivocaciones con otras enfermedades de la piel que puedan cursar con signos similares.

Hoy en día hay numerosas asociaciones dedicadas al estudio de este hongo en el mundo entero. Una página que podéis consultar al respecto y que además ofrece consejos sobre cómo evitar la propagación del hongo en el medio ambiente y donde poder hacer otras consultas al respecto es www.sosanfibios.org.
El tratamiento recomendado para ranas en cautividad tiene varias fases. Recomiendo que antes de realizar cualquier tratamiento, se consulte a un especialista para que confirme que se trata de esta enfermedad ya que los tratamientos suelen ser siempre procesos agresivos y no recomendados en caso de otras infecciones de origen bacteriano o parasitario.

La primera fase del tratamiento de la Quitridiomicosis consiste en un aumento de la temperatura de las ranas afectadas, a poder ser en un terrario preparado a tal efecto. Se aumenta la temperatura ambiental a 35ºC durante cuatro horas y después se retorna a la temperatura habitual progresivamente. Esto se realiza una vez cada día hasta que los síntomas de la piel remitan y cuando la rana no necesite ya mantenerse en el agua para remediar sus molestias.

La segunda fase consiste en aplicar verde malaquita mediante un producto contra el punto blanco de los peces que contenga esta sustancia y aplicarlo en baño a diario en la concentración recomendada para peces (0,1 mg/ litro). También puede aplicarse rociando una vez al día el terrario con un spray que contenga agua y dicha concentración de producto. Además, para eliminar la piel muerta producida por el aumento de temperatura, se recomiendan un baño diario con betadine, de cuatro minutos de duración con 1 parte de Povidona Iodada al 10% y 100 partes de agua, situando al animal en dicha mezcla pero cuidando de no mojar ni las narinas ni los ojos de la rana. Realizar estos baños hasta que las ranitas comiencen a comer de nuevo.

La tercera fase es una recuperación de la hidratación y del balance electrolítico. El hongo, causa graves desequilibrios electrolíticos debido a las alteraciones de la piel que produce. Debemos dar un baño de una solución de Ringer para anfibios ( nos la debe proporcionar un veterinario especializado) durante 30 minutos cada pocos días y se recomienda administrar Calcium Sandoz en la espalda de las ranas en forma de gota (0.08 ml por cada 10 gramos de peso corporal) cada pocos días hasta que se reduzca la retención de líquidos.

La cuarta y última fase del tratamiento es la desinfección del terrario. Debemos utilizar guantes de látex durante la manipulación de cualquier rana sospechosa de padecer la enfermedad porque podemos transmitirla fácilmente entre los diferentes terrarios, también cuando manipulemos las plantas, el agua o los materiales de decoración que contenga. Debemos desinfectarlo todo con eficacia. Limpiar las superficies de cristal, los tubos y otros materiales con Povidona Iodada dejando actuar durante varios minutos, aclararlo y dejar secar. Deberemos quitar las planas y el sustrato tirándolas a la basura en bolsas de plástico o si es posible destruirlas de algún modo y reponerlas con nuevos ejemplares. Los troncos, deben sumergirse en agua con Povidona Iodada (1 parte Povidona Iodada por 3 partes de agua) al menos durante uno o dos días, aclarándolos después y dejándolos secar.

Esperemos que no tengáis que utilizar estos tratamientos y que el Batrachochytrium dendrobatidis no aparezca entre las causas de enfermedad habituales entre las Dendrobates.



3/ Enfermedades de Etiología Parasitaria


Son numerosos los parásitos que podemos encontrar en las Dendrobates, como en el resto de anfibios y sobretodo en aquellos ejemplares que han sido capturados en el medio natural.

Pocos realizan tratamientos preventivos o desparasitaciones periódicas a las Dendrobates. No es un tratamiento habitual entre los aficionados y realmente tiene gran importancia. En muchas ocasiones no tenemos la oportunidad de conocer el origen, el estado de las instalaciones de los criadores o las condiciones de transporte que han sufrido las Dendrobates hasta llegar a nuestros terrarios.

Si no tenemos la oportunidad de conocer el estado sanitario de los individuos con los que crecieron o al menos, comprobar los métodos de desparasitación a los que han sido sometidos en origen, es un gran riesgo no realizarlos nosotros mismos.

El parasitismo es un fenómeno tremendamente extendido en la naturaleza y la clave del éxito de los parásitos en las especies que mantenemos en cautividad reside en que muchos de ellos no muestran síntomas externos apreciables en los individuos que parasitan. Se necesita un número elevado de población de parásitos para poder apreciar cambios en el comportamiento o salud de los anfibios. Pero la forma más habitual por la que salen a la luz, se produce cuando la Dendrobates por diferentes motivos, sufre una disminución en la eficacia de su respuesta inmunitaria. En ese momento, los parásitos que mantenía controlados, comienzan a ganar la batalla. La rana va poco a poco perdiendo peso sin razón aparente, hasta que llega un día en que deja de comer y se retrae, se vuelve apática y acaba muriendo sin remedio.
El balance entre el hospedador y el parásito se ha desequilibrado y ha arrastrado a la Dendrobates a una muerte segura.
De aquí la importancia de aplicar tratamientos contra los parásitos como prevención.

En las Dendrobates encontramos numerosas especies de Nematodos, Trematodos y Flagelados parásitos que las afectan. Son en muchas ocasiones parásitos intestinales, aunque también se pueden encontrar en el aparato circulatorio, los pulmones, el músculo esquelético y la piel.

Los tratamientos incluyen diversos antiparasitarios como el Levamisol, Fenbendazol, Metronidazol, etc.. y hay gran cantidad de productos farmacéuticos disponibles de éstos, como el Levacol, Panacur o Flagyl respectivamente.

Pero más importante que el tratamiento en sí, es la forma en que debemos realizar la desparasitación. De nada nos sirve utilizar un fármaco u otro sino comprendemos cómo debemos utilizarlos para eliminar los parásitos al completo.

con su vida. Además, la supresión inmediata de los parásitos dentro del cuerpo de la rana, junto con el potencial tóxico del antiparasitario, podría conllevar a graves intoxicaciones, por lo cual hemos de descartar para el tratamiento a los ejemplares débiles o enfermos.

Los tratamientos antiparasitarios se pueden realizar dos veces al año de forma preventiva. A continuación, os presento diversos protocolos de tratamiento con diferentes antiparasitarios, para poder elegir uno de ellos:

a) Protocolo con Panacur:

El fármaco antiparasitario que contiene es el Fenbendazol, de amplio espectro sobre parásitos gastrointestinales. Se realiza el tratamiento durante 10 días, alimentando a las ranas cada dos días con Panacur en polvo, espolvoreado sobre las moscas que les sirven de alimento. Tras una pausa de 10 días, se repite de nuevo el protocolo para eliminar de forma adecuada la población parasitaria. En la bibliografía especializada se señala una dosis de 10 mg/kg pero dada la dificultad de ofrecer esa dosis a una Dendrobates de pequeño tamaño, con espolvorearlo será suficiente.

b) Protocolo con Flagyl:
El principio activo es el Metronidazol, con un espectro de acción reducido, ya que elimina tan sólo protozoos. El tratamiento consiste en un baño con cuatro gotas de flagyl diluidas en agua ( en un recipiente de al menos 10 cm de diámetro y 2 cm de altura), para Dendrobates de 5 cm de tamaño. Cambiar el agua todos los días durante 15 días.


c) Protocolo Levacol:
En este caso, el principio activo es el Levamisol. Es un antihelmíntico de amplio espectro y con acción vermicida y larvicida sobre parásitos intestinales y pulmonares. El tratamiento consiste en dejar una gota cada día sobre la espalda de la Dendrobates durante 7 días.


Si queremos podemos acercarnos al veterinario. Puede realizar un análisis coprológico y averiguar datos de interés sobre el estado de las Dendrobates. Puede observar si hay una parasitación intensa, si hay huevos o quistes de helmintos, protozoos, etc.. y decidir un tratamiento determinado en cada caso. Siempre es bueno conocer el estado sanitario de nuestros animales y pensar en que hay muchas cosas que podemos hacer frente a la enfermedad.



Muchas veces las dendrobates se negarán a comer, con lo cual, corremos el riesgo de perderlas en muy pocos días, ya que toleran mal el ayuno. Para esos casos, y otros de deshidratación, recomiendo ver el artículo complementario de Sueroterapia en anfibios.



OTRAS ENFERMEDADES

En las Dendrobates hay enfermedades no infecciosas, provocadas por causas diversas y que os doy a conocer para tenerlas muy en cuenta:


1/ Problemas de muda:

Las Dendrobates, como el resto de los anfibios, deben mudar su piel. En numerosas ocasiones este hecho pasa desapercibido, pero en el caso de que la muda se realice de forma incorrecta podemos ayudar a nuestras ranas de una forma sencilla. El tratamiento es un baño de manzanilla. Se prepara una manzanilla y se deja enfriar hasta que alcance unos 25ºC. Colocamos en el baño a la Dendrobates de 5 a 8 minutos. La piel que no se había desprendido lo hará poco a poco.


2/ Raquitismo:

Se da en ocasiones por una carencia de vitaminas. Las vitaminas son importantes para mantener una dieta completa y debemos añadirlas espolvoreándolas sobre el alimento. Pero si hay una carencia marcada de vitaminas, se debe realizar un baño durante unos minutos al día con agua a la que hemos añadido vitaminas en polvo para anfibios. También las venden en forma líquida y se pueden depositar en forma de gotas en la espalda de las Dendrobates.


3/ Deshidratación, exposición a altas o bajas temperaturas:

En las ranas se dan muy a menudo shocks térmicos o problemas de deshidratación. Debemos siempre vigilar el grado de humedad del terrario y el buen funcionamiento de los termómetros y aparatos de calefacción, así como evitar posibles riesgos como la colocación de cables calefactores en la posición inadecuada o en contacto con los ejemplares.

En estos casos, se ha de proceder con urgencia pero siendo conscientes de que un nuevo shock térmico podría ser fatal. Debemos colocar a la rana en un recipiente con agua e ir cambiando la temperatura del mismo muy gradualmente hasta llegar a la óptima.


4/ Parálisis de los miembros inferiores y espasmos musculares:

El calcio es un elemento esencial en la contracción muscular. Cuando hay una carencia de calcio que debe ser proporcionado por la dieta, comienzan a darse problemas de contracción muscular. Se produce parálisis de las extremidades y espasmos musculares incontrolados. Cuando esta situación es muy grave, puede fácilmente acabar con la vida de la rana sino se reacciona a tiempo. Pero en este caso necesitamos la ayuda de un profesional, un veterinario especializado que atienda anfibios, ya que será necesario una inyección intramuscular de una solución de calcio para recuperar las funciones de forma adecuada y en un anfibio tan delicado como es una Dendrobates, se debe tener el instrumental necesario para realizarlo.
Como prevención debemos proporcionar junto con la comida, calcio espolvoreado, hay complejos vitamínicos que lo incluyen.


5/ Spindle leg syndrom:

Este síndrome, afecta a las extremidades anteriores de las ranitas recién metamorfoseadas. La característica más relevante de esta enfermedad es que las ranitas tienen las patas muy finas y deformes y les impiden alimentarse correctamente por lo que acaban muriendo.

Se han hecho diversos estudios al respecto y un veterinario alemán, el Dr. Thomas Wohrmann examinó varios ejemplares, realizando un estudio histológico de las extremidades y el sistema nervioso de las Dendrobates afectadas. El estudio mostró una severa atrofia muscular, con pocas y pequeñas fibras musculares, al parecer debido a un cierre ineficaz de la medula espinal. Algo similar a lo que en humanos se conoce como espina bífida.

Los cambios que se producen durante la metamorfosis y en todo el desarrollo embrionario anterior se ven afectados por los numerosos genes que controlan la formación de los diversos órganos y sistemas de la rana. El gen que controla la formación de las extremidades anteriores es el XLHBox. Si se produce una alteración en este gen, se produce el síndrome Spindle legs.

Se ha deducido que una de las posibles causas que provocan la alteración en este tipo de gen, al igual que pasa en la especie humana, es la falta de ácido fólico y vitamina E durante la formación de los embriones. Supuestamente, la alimentación de la hembra ovada es esencial a la hora de producir los huevos que en el futuro darán lugar a embriones y renacuajos sanos. Se sospecha que la carencia de ácido fólico y vitamina E en la hembra, podría estar relacionada con este síndrome y los investigadores recomiendan administrarlos antes de la realización de la puesta a las hembras ovadas como método preventivo.



LA IMPORTANCIA DE LA CUARENTENA

Cada vez más, se está poniendo de manifiesto, la importancia de realizar una cuarentena adecuada para los animales de reciente adquisición. Los motivos principales son la falta de conocimiento sobre el estado sanitario del animal y el miedo a la transmisión de enfermedades a los demás ejemplares de nuestra colección.

Las Dendrobates deberán pasar un periodo de cuarentena de 1 a 2 meses durante el cual permanecerán en un terrario aparte, preparado al efecto y donde las observaremos detenidamente con el fin de detectar posibles síntomas de enfermedad.
El terrario debe ser de pequeño tamaño, sólo utilizarse a tal fin y mantener la temperatura y humedad adecuadas para las Dendrobates. Deberá carecer de cualquier decoración superflua y se recomienda tan sólo proporcionarles plantas de plástico como refugio. El sustrato deberá ser un papel absorbente limpio humedecido. Deben tener un punto de agua suficiente y su propio material de manipulación: guantes de látex, pinzas, material de limpieza, etc...

Una vez pasado el periodo de cuarentena, el terrario debe ser desinfectado así como todo el material utilizado.

De este modo, si observamos cualquier problema podremos tratar más adecuadamente a los individuos sin necesidad de molestar al resto de habitantes de nuestros terrarios. Teniendo en cuenta que el estrés es un factor sumamente influyente en el comportamiento y estado sanitario de las Dendrobates, deberemos cuidar mucho este aspecto.

Por último, es necesario añadir, que los tratamientos recomendados para cada enfermedad se han de realizar una vez hayamos confirmado las sospechas, excepto los tratamientos preventivos que se realizan con la entrada de nuevos animales en el terrario o periódicamente cada año.

Recomiendo además, contactar con un veterinario especialista en anfibios exóticos para que nos proporcione su ayuda a la hora de comprar los tratamientos y en la detección de las distintas enfermedades, ya que tiene a mano, técnicas de cultivo y análisis que son necesarias y aportan datos imprescindibles en muchos casos.

Espero que esta recopilación os sirva de ayuda.

Texto: Luty
Editado por: Gaua

1 comentario:

Anónimo dijo...

muchas gracias